Explicita lo incuestionable

jueves, agosto 17, 2006

NUEVO ATAQUE

Hola, amigos de los dodecágonos reminiscentes y el pantocrator apóstata:

Vivimos en peligro. Éstas criaturas conocidas como los Koalas Rojos Voladores no descansan por vacaciones... ellos están siempre ahí, acechando, escondidos...

Hasta ahora han atacado por igual a hombres, mujeres y niños, de toda raza y clase social, pero éste último documento que El frenillo de Monet saca a la luz, es, si cabe, la noticia más impactante del trimestre.

Los Koalas Rojos Voladores, han atacado a la familia real española.

Concretamente, se han cebado con los pequeños Froilán y Juan, a los que, como podéis ver, les han dejado buena marca de su embestida.


Algunos diréis que no sabemos que es peor, si una bestia voladora agresora, o unos niñatos chupadelbote malcríados... Algunos investigadores apuntan a la relación, más política que cromática, de las temidas bestias con el color rojo.

Pero la verdad, somo suele suceder, es mucho más siniestra. Al parecer todo se remonta a un capricho del pequeño Froilán, que, en una pataleta, exhortó a su abuelo a comprarle un Koala Rojo Volador. La compra-venta de estos animales, no hace falta decirlo, está perseguida por ley, asín que Juan Carlos, haciéndose pasar por rastafari , los sacó vía mercado negro, pagando con el dinero de los contribuyentes ( como todo lo que gastan) la ostentosa cantidad de 10 millones de Euros.

Nuestro departamento de investigación, compuesto por la portera de mi escalera, ha obtenido el siguiente revelador documento... recordaréis, amigos, que la pasada navidad la polémica saltó a la palestra pues se sospechaba que la fotografía oficial de las fiestas navideñas había sido retocada por fotochó. Muchos motivos se dieron al respecto, que si era para retocar la cara de borderline de los miembros de la família real, que si habían copiado-pegado a los niños porque pasan de sus abuelos como de comer mierda... pero la verdad es que si fue retocada, es porque se les olvidó sacar de la foto a su querida mascota... Flupy.


Ni que decir tiene que a Flupy no le hacen ni puta gracia éstas mariconadas


Así que, a día de hoy, Flupy ya ha atacado vorazmente a esos pequeños chupópteros, no le culpo, yo si pudiera, también les daría un par de hostias a cada uno, pero hace que uno se pregunte...

... ¿ hasta dónde llegarán éstas bestias inmundas? ( los koalas, quiero decir)

2 Comments:

  • At 11:36 p. m., Blogger Rabanero said…

    Esto... ¿dónde dices que das clase?. No tengo niños, pero si los tuviera no los pondría a tu tutela asín me parta un rayo, payo.

    Manten los Koalas Rojos fuera del alcance de los niños. Y que sepas que el Rai no compra nada, se lo regalan. Y si no se lo regalan, lo caza él mismo.

    Tenemos un Rai campechano y superhéroe. Le debes pleitesía y hasta el derecho de pernada... Y no es que toda su estirpe sea mongólica: Es que tiene unos genes muy fuertes.

    Franco sabía lo que hacía al ponerlo a controlar el cotarro. O dicho de otro modo: ¿Lo prefieres a él o al Pocholo?. Piensa en ello...

     
  • At 1:24 p. m., Blogger Mc Down said…

    Juas juas... la verdad es que a los niños les enseño bien y sin cosas extrañas o paranoias de las mías, ya me desfogo en el blog...
    En cuanto a tu argumentación, pues que quieres que te diga, sí, prefiero a pocholo, entonces sí que vería el puto mensaje televisivo de navidad de cada puto año... ese tío va más puesto que el manitas!

     

Publicar un comentario

<< Home