Explicita lo incuestionable

viernes, agosto 17, 2007

DADÁ

Buenas ostras, enemigos del fonendoscopio malintencionado y las giranáuticas pontifícias:

La única verdad acerca del magma, es que simula muy mal su licantropismo. Es tal la predisposición de este mamotreto, que incluso nunca, achaca a su sombrilla la mesmerización del vacuno.
No es de extrañar, o sí, por supuesto, que sus más innecesarias necesidades nunca compitan por ganar un espejo de papel.




Así pues , cantemos: No pervirtamos a los jinetes de pompones, sólo merecen un trago de cornucopia. No menoscabemos los cancanes, pues son menos que más, incluso algunos, igual que una cenefa mal aconsejada.

¿Qué? Pues sí. La vírgen lamerá el ruido, pero no con rubor, sino paladeando cada grumo de ignorancia.

¿ Dónde? Ahora mismo.


¿ Cuándo? En Albuquerque, sin ton ni son los magentas incumplen su tornavís, así, ¿ Quién gotea? Mañana. Hoy. Nunca, joder.

Maderas y xilófonos, una combinación estelar, pero poco rugosa.

Saca a pasear tu cólon, es gratis y sólo cuesta doce milagros. Pero atento, cuando crucen las mnemotécnias, no las mires al tapón, son harto irritantes cuando se alquilan. Además, no hay nada más que añadir sobre esta cuestión.

En resumen: Ayer rascaremos todos por separado una paquiderma estatal, tal hecho llamará la desatención de

gu

k

p

6 Comments:

Publicar un comentario

<< Home