Explicita lo incuestionable

jueves, octubre 12, 2006

HASTA LOS COJONES

Hola, amigos de los arácnidos pontificados y los paquidermos nihilistas:

Estoy hasta los cojones de ver capullos por la tele, llámese Gabilondo, Cuní, Prats, Griso, Milá, etc, condenando lo que sucedió en mi localidad, Martorell, con la visitita de Acebes y Cía.

Hasta los huevos de que se refieran a la gente que estaba allí como "radicales nacionalistas", "independentistas" o "violentos".

Allí de nacionalistas habían cuatro gatos, sobretodo habían chavales de los que suele haber en esa plaza, marujas con cacerolas, y gente muy normalita. Si alguien corrió peligro, fueron los que recibieron un cachiporrazo de algún picoleto con la mano ligerita. Y, por favor, no fuimos convocados por nadie, en un pueblo donde NUNCA PASA NADA, que venga un sujeto de la calaña de Acebes es un reclamo más que suficiente. Y él lo sabía.

Allí no pasó nada en absoluto. La gente de mi pueblo, un pueblo donde el PP tiene UN mísero concejal, simplemente pegó la cacerolada enfrente del centro cultural donde estaba esta pandilla de teatreros. ¿ Me va a decir alguien que vinieron a hacer campaña política? Por diox, si fueron a un teatrillo de tres al cuarto con cuatro yayos nostálgicos de paquito.

Queda meridianamente claro que buscaban lo que consiguieron, gracias también a que la gente no es muy lista. Hubo insultos, ruido, ambiente de " No os queremos aquí", pero no hay agresión alguna, no hay huevos voladores, no hay zarandeos a Acebes o Piqué ( Si alguien los zarandea es, como se ve en las imágenes, su propio séquito de seguratas).

Como ciudadanos tenemos el puto derecho a salir a la calle en contra de quien nos insulta. Para una ocasión que tenemos de cagarnos en su puta calavera, no la vamos a desaprovechar. Y lo podemos hacer perfectamente, porque somos gente sin cargo político, sin mass media que nos apoye, sin nada, más que la voz. Acebes, sí que es un peligro público cada vez que abre la boca por la tele y crispa a todo el país.

El reto es ver las siguientes imágenes ( totalmente ridículas) y encontrar la agresión. Yo veo a dos gilipollas con ganas de hacer teatro entrando en un sitio con mucha gente que les increpa. Y a la salida, estos mismos payasos que salen con las manos en la cabeza... me cago en la puta, fijáos, no hay nadie a diez metros a la redonda de ellos, que habían ahí más guardias civiles que gente... y salen así como ayayayaya y caminan totalmente despejados!



Esto es la política: Dos listos de ultraderecha que deciden que lo único que pueden hacer para llamar la atención es irse a un pueblecito de izquierdas, hacer ver que montan un mítin ( repito: para cuatro yayos viene Acebes desde Madrid? Somos gilipollas o qué?) y salir en las notícias pudiendo repetir el argumento de qué malos son los catalanes.

Hicieron lo mismo que hace un jugador malo en un partido perdido: Teatro y fingir. Nadie les hizo nada, más que insultarles. Y yo, que no era partidario ni de increparles, sino de ir a ver qué mierda decían, ahora me hubiera gustado que se hubiesen comido un par de buenas hostias.

Total, las notícias iban a decir lo mismo...

Tengo el ordenador arreglado!!! mañana, volvemos con coñas marineras!

13 Comments:

Publicar un comentario

<< Home